LA GATA COQUETA

LA GATA COQUETA

Deja tus huellas y compartiremos amistad



Mi cariño descansa sobre tu regazo, encontrando la paz y la calma que el alma reclama...



Obsequio La Diosa Minerva

Mi felicitación y cordial agradecimiento para mariluz, autora del blog "Y se hizo la luz" que ha tenido la gentil delicadeza de dicarme una entrada para desearme que tenga un feliz descanso...

Detalles así son los que te conmueven y demuestran hasta dónde puede llegar la magia de la amistad...


Mi querida mariluz;

Con la mano te digo adiós

con los ojos hasta luego

con la boca hasta pronto

y con el corazón te quiero!!


Atte.

María Del Carmen

6/5/14





Hoy es un buen día

para tener un buen día...

Un abrazo de arminño

y un beso de cariño.

Atte.

María Del Carmen

Le doy las gracias tanto a Marta Graciela como Ma Gloria Carreón Zapata por tan delicado detalle, sintiéndome honrada por encontrarme al lado de tan insignes personas, que aman el arte, lo desarrollan y proyectan con mayúsculas, cuando por mí parte no soy poeta, yo solo enebro las palabras con mucho amor para no defraudar ni ser defraudada...Pero un día como el de hoy es y será recordado como un hecho que me ha dejado unas huellas afectivas muy relevantes y significativas!! Un fuerte abrazo para mis dos amigas!! 10/7/2014

****

Marta Graciela Trainini
Cómo poder responder tantas "palabras enhebradas" en el encanto mágico, iluminando el amor que maravillosamente sientes!!! Hoy nos alegramos mutuamente y al escucharte también me emocionó la sorpresa de poder tenerte cerquita aunque sea por un momento dónde me llenó el alma. Gracias por esa alegría generada en la dicha que me das constantemente en cada día que te presentas, con tu distinción y belleza dónde te brindas por dentro y fuera. Reitero ese abrazo que se materializa en cada instante del recuerdo constante, mi querida y linda amiga!!

lunes, 16 de junio de 2008

Una infancia de soledad

















Conocí a una niña, niña porque lo decían sus años y no su alma escondida tras el azul triste de sus pupilas. No tenía mucho contacto con otros niños porque era bastante introvertida y huidiza. Como si le diese miedo el entorno. Sólo estaba inmersa en un mundo propio construido de sueños imposibles.

Me la imagino entonces, postrada en el lecho mirando al techo de la habitación pensando... pero ¿en qué podría estar pensando?
Era tan pequeña
¿Tal vez en tener a alguien a quien poder contar sus desdichas infantiles penosamente almacenadas?
¿O tal vez en tener entre sus brazos una muñeca a la que poder llamar por su nombre y expresarle su cariño?
O en un osito de peluche recostado sobre la cama esperándola en la tan deseada noche para hacerle compañía y contarle sus anécdotas cotidianas.
O en tener un libro de cuentos sobre la mesilla de noche para poder alimentar sus ilusiones de princesa. ¿O quizás en poseer cromos de palma para coleccionarlos y mariquitas para recortarlas y vestirlas como a ella le gustaría vestir, combinando los zapatitos con el bolsito y falditas de colores a las que diera diferentes tonalidades con los lápices de colores?

Los ojos de la niña que conocí trasmitían soledad.
Siempre estaba mirando a través de las ventanas y si a lo lejos había una fiesta deseaba ser mayor para poder asistir. Le parecía algo inalcanzable.
Para evitar que escapase, a veces sus padres la dejaban encerrada en casa. Entonces subía al tejado y se sentía libre.

Era tan inocente que los propios vecinos se aprovechaban de ella. Una vez le preguntaron en dónde sus padres guardaban el dinero para robarlo y ella sin maldad les dijo donde estaba.

En realidad, se sentía desprotegida: era de pueblo y trasladarse a la ciudad supuso un cambio brusco. Al principio tuvo que ir a un colegio de monjas interna, sin amigas y siendo un poco la comidilla de las (señoritas) del momento.

El tiempo transcurrió y se fue integrando. No se la veía tan indefensa. Su cara mostraba la extroversión ganada con el tiempo y su rostro era cada vez más bello y resplandeciente. Ya tenía amigas y amigos para poder salir y compartir sus impresiones como cualquier adolescente de su edad. El pasado iba quedando atrás, era como cerrar un capítulo de su vida.

Sé que se casó, que se trasladó a vivir a Nantes (París) y que cumplió su sueño de ser madre. Estoy convencida de que sus hijos nunca sentirán la soledad que la acompañó durante los primeros años de su infancia.

34 comentarios:

  1. me encanta cómo combina la música con tu post: let's dream the impossible dream, nada es imposible y lo que queramos lo conseguiremos, ya verás

    beso

    ResponderEliminar
  2. ahora entiendo de donde venia esa musica .. que no precisamente salia de windows media ajajja

    ResponderEliminar
  3. Yo también estoy segura de que sus hijos no se sentirán como ella, aunque desgraciadamente mi experiencia me dice que el sentimiento de aquella niña cada vez es más frecuente en nuestros pequeños.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Muy bien!!!!!!!!!

    Me ha gustado mucho, sobre todo el halo de esperanza que hay detrás :)

    Besicos

    ResponderEliminar
  5. HIIIIIIII
    HOW ARE YOU DEAR
    I HOPE YOU HAVE YOU GOOD TIME.
    TODAY I AM ADDING YOU IN MY BLOG ROLL ,
    I HOPE YOU ALSO ADD ME .
    I M ADDED YOU BECAUSE YOU ARE THE BEST BLOGGER.
    BYE,
    TAKE CARE,

    ResponderEliminar
  6. Es cierto !..la música va perfecta al post, he tenido que ponerme los auriculares al leer las respuestas, y volverlo a leer :-)

    Espero, deseo, que sea una mujer feliz.....:-)

    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  7. Creo que tambien yo le pondré banda sonora a mis entradas.

    ResponderEliminar
  8. Que bonito, algo triste, pero bonito.

    ResponderEliminar
  9. Una historia triste pero esperanzadora, y con final feliz.

    Es una lástima, pero en la vida real, muchos niños sufren de esa soledad devastadora que acompaña su infancia, se supone que debe ser un período lleno de amor y alegría...

    Gatilla, tengo que agradecerte esas palabras tan conmovedoras que dejaste en mi blog, sin duda me emocionaste.

    Besitos preciosa!
    Muakkkkkkkkkkkkkkkkkkk

    ResponderEliminar
  10. Qué triste que una niña pueda experimentar desde su tierna edad, tanta soledad. Mejor me quedo con el final, logró por fin encontrar el amor y con ello, la alegría.
    Precioso post.
    Muchos besos gatita,
    Shanty

    ResponderEliminar
  11. "¿Tal vez en tener a alguien a quien poder contar sus desdichas infantiles penosamente almacenadas?" >>>>> Me ha encantado esa frase. ;)

    Gracias por pasarte por mi blog. Te añado como link ;)

    Salu2.

    ResponderEliminar
  12. las fotos del blog son todas preciosas, y lo que escribes me encanta!! esta historia me ha gustado muchísimo! he llegado aquí por casualidad y la verdad es que me gusta mucho el blog!! besitos

    ResponderEliminar
  13. La música es una maravilla y el escrito me encanta pero me parece un poco triste por la mirada de esa niña que siente soledad, pero siempre el amor lo vence todo, porque es lo más grande que existe en el mundo.

    Un abrazo preciosa.

    ResponderEliminar
  14. muchas gracias por tu visita y por agregarme!! por supuesto que seguiremos en contacto. Tu blog me ha llamado la atención sólo verlo!! hasta prontito!! queda pendiente la foto de las verduras del mercat de la boqueria, porque es preciosa la combinación de los colores y de las formas!!

    ResponderEliminar
  15. Sé muy bien cómo se sentía esa niña.
    Lo recuerdo.

    Y puede ser feliz y una madraza, porque a sus hijos nunca les faltará amor, dedicación y fantasía.

    Besos, gatita.

    ResponderEliminar
  16. Lamentablemente los dolores de la infancia -me refiero a los extraordinarios, como el que aquí narras- son muy dificiles de superar de mayores. Hay una marca indeleble del niño que sufre en el mayor que se vuelve, sólo personas de mucha fortaleza espiritual pueden superarlos. Ojalá que este sea el caso!

    ResponderEliminar
  17. ¡¡YO CREO QUE LA SOLEDAD DE ESTA NIÑA SERA VENCIDA CON MUCHO AMOR¡¡

    HEMOSISIMA MUSICA¡¡

    ResponderEliminar
  18. seguro que sus hijos van a ser muy felices, con ella, a pesar de todo el amor verdadero de madre cura muchas cosas y termina de sanar el corazón.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Me ha encantado e impactado mucho esta historia, supongo que me ha llegado porque muchos de nosotros en nuestra niñez nos hemos sentido así, con esos ojos de soledad. Las cosas por desgracia o por fortuna cambian y hay que aceptarlas.

    Un beso fenómeno!
    Me encanta cómo escribes!
    Ya tienes una fan!

    ResponderEliminar
  20. Maullo de placer, bonito de verdad, vengo de otro blog y me gusto el nombre la gata coqueta (me encantan los gatos, más aún las gatas) y por eso pinche en tu blog, por curiosidad y me encuentro con otro bonito blog de cuentos, un saludo a la distancia Tia Elsa

    ResponderEliminar
  21. Espero que fuera como tu dices.

    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Una historia triste, porque ya nadie le devolverá su infancia… pero esta redactada con mucha dulzura… enhorabuena!
    Menos mal que la vida le ofrece una recompensa de frutos que le harán feliz.

    Muchos besitos guapísima

    ResponderEliminar
  23. Querida amiga:
    Te ofrezco con mucho cariño, el premio a la amistad, que puedes pasar a recogerlo a mi blog.
    Muchos besos,
    Shanty

    ResponderEliminar
  24. Que linda historia! Nos ayuda a pensar que la soledad se puede superar, al igual que cualquier obstáculo en la vida.

    Me encantan tus historias! y muy dulce la música. Hermoso blog!

    Besotes!!!

    P.D:Gracias por dejar mensajitos en mi blog! Estuve dos dia sin internet :( pero ya estoy otra vez! Hasta la próxima!!!

    ResponderEliminar
  25. A veces la soledad de la infancia nos hace más fuertes de mayores.
    Historia triste, pero con final feliz, me gustó y la foto también.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  26. Darnit! I wish I could speak spanish!!! cute hairstyle...



    xCC

    ResponderEliminar
  27. BUENAASSSSSSSS como anda vecina ! Curisseando por los techos dí con su tejado!! Un placer !!! Vuelvo y te enlazo!!!!!!!!
    bESOSOSOSOS

    ResponderEliminar
  28. Muy buena la música, que historia queida amiga pobrecita, menos mal que puedo mejorar su vida.

    Un beso y buena semana

    ResponderEliminar
  29. Estoy segura de que esa niña se ha convertido en una mujer entera y verdadera que ha encontrado el camino certero hacia su valía personal.

    Un beso

    ResponderEliminar
  30. Me dió un poco de tristeza... es que era como verla, tan real... Por suerte terminó bien, y espero de corazón que semejante tristeza no la pasen sus hijos ni nadie más. Si hay algo que me desarma es ver un niño triste...
    Besos

    ResponderEliminar